Colaboración Especial: Dr. José Rafael López Rosas.

BRIGADIER GENERAL ESTANISLAO LOPEZ – EL HOMBRE DE LA SOLEDAD

Cruel y despiadada fue, sin lugar a dudas, la crítica que la bibliografía liberal ejerció sobre las figuras de los hombres que, como Estanislao López, tuvieron la osadía de enfrentar a la política manejada desde los cenáculos porteños durante gran parte de nuestra historia nacional. Escrita desde sus comienzos por los hombres de Buenos Aires, la historia oficial del país fue configurada desde la óptica portuaria, bajo la influencia de intereses políticos, económicos, sociales, o de familia, que sólo contribuyeron a deformar la realidad, presentando a las generaciones que arribaban la triste imagen de una nación, a la que era necesario conocer sin deterioros ni parcelamientos.
Más de un siglo de permanente lucha costó poder demostrar en su exacta dimensión a los caudillos que surgieron como producto del desierto en los duros años de la vida independiente. Es verdad que el arbitrario ejercicio del gobierno propio, al que no estaban acostumbrados, y la falta de experiencia en el manejo de la cosa pública, hicieron que en la mayoría de los casos estos señores de lanza y caballo organizaran sus provincias bajo un régimen un tanto autoritario, conformando gobiernos que en su inicio fueron sólo expresión de una democracia inorgánica o focos de anarquía. La hora en que les tocó actuar, el medio en que se desenvolvieron, la violencia que los rodeaba y el escenario salvaje con sus inexorables leyes hicieron que sus actitudes fueran incomprendidas, quedando marcados con el signo de la barbarie.
Años después, no fueron uno ni varios los que se le echaron encima, sino toda una bibliografía concertada, desde los porteños hasta los historiadores académicos de nuestro siglo. Pocos pudieron comprender la notable actitud de aquellos que dejaron sus vidas en la defensa del terruño; de aquellos que sostuvieron en la punta de sus chuzas los principios de un federalismo incipiente -pero popular-, que ejercieron primeramente de hecho, para luego -traducido en normas- convertirlo de derecho.
Difícil ha sido entender el choque entre las dos fuerzas elementales que trataron de conducir los hilos de la Revolución desde sus comienzos, como así también, el rompimiento producido entre el grupo portuario y los hombres del interior. Dos estilos de vida, totalmente opuestos, lucharon por la supremacía política en los años primeros, cuando era necesario organizar el país en este divorcio, que se manifiesta radicalmente, se entabla un duelo entre la ideología del sector ilustrado y europeizante y los ideales un tanto imprecisos de las masas rurales. Los primeros, manejando un concepto institucional -aunque todavía en ciernes- trataron de instaurar una política de inspiración paternal, donde los hombres de la soledad pampeana no tenían cabida, tendiente a estructurar hegemónicamente al país desde Buenos Aires. Como élite culta conocían de la escolástica, del jusnaturalismo y de las corrientes racionalistas que desembocaron en el liberalismo del siglo XVIII; y así, interpretaban tanto a Santo Tomás como a Voltaire, a Diderot como a Suárez, y a casi toda la pléyade que conformaba el pensamiento político contemporáneo.
A su vez, como elementos de una sociedad urbana, -la Gran Aldea- tendían, aunque sencillamente, al confort y al refinamiento. Su propensión europea los dominaba y los ubicaba de cara al mar y, en consecuencia, de espaldas al desierto. Este acercamiento a la cultura del Viejo Mundo los hacía acceder a lo cosmopolita, a lo multitudinario, al juego de los principios universales; actitud, ésta que les borraba voluntariamente el paisaje y los alejaba de la comarca.
Frente a ellos, se manejaba el grupo que podemos llamar "pampeano", donde militaba Estanislao López; sector en el que privaba el sentimiento localista, y que valoraba por sobre todo el terruño, ese mundo que penetraba por los sentidos y al que estaban unidos por la existencia cotidiana.
Masa políticamente inexperta y de concepciones simplistas, apenas acostumbrada al ejercicio de una elemental democracia. Sin embargo, ante el nacimiento de un gobierno patrio y el inminente drama de una guerra -como fue la de la Independencia- estos hombres comenzaron a elaborar el concepto de nación, ahogado muchas veces por las voces de mando de los caudillejos en su exceso de autoridad.
Poseía, sí , este grupo, un sentido de vida un estilo criollo, que había logrado confirmar a través de varios siglos, impermeable a los cambios y a las formas cortesanas. Su mundo era la llanura sin límites, la pampa, donde transcurría su drama existencial. Su arraigo al paisaje le daba ventaja sobre el sector ilustrado en esta acuciante búsqueda de la realidad nacional.
Estanislao López es el prototipo de estos hombres. Siente  a su litoral, vive con su pájaros y sus árboles, su misterio y su historia. El continente indómito le proporciona su impronta y define su carácter y estilo. La pampa inmensa que se abre a sus pies, tentándolo con su lejanía, le señala su contenido humano y metafísico, y lo hace suyo en la medida que le infunde sus esencias y le transmite su mensaje.
El visionario Patriarca, con más intuición que el núcleo dominante, se orienta desde sus primeros años de gobierno hacia la república, en la misma época en que los ilustrados buscan monarcas y príncipes en Europa para importarlos al Río de la Plata. República y federalismo, con todos sus contenidos populares, son los principios vertebrales por los que luchan los caudillos y sus pueblos durante el período de las guerras civiles.
El Brigadier López sobresale entre los suyos porque sus miras y sus intereses no se circunscriben a los límites provinciales. Aunque no es un hombre de leyes, ni tiene estudios superiores, comprende que para concluir con las luchas intestinas es necesario el sometimiento a las leyes, buscando la organización constitucional del país. Por ello, lucha contra los abusos del poder y su ejercicio despótico; y en consecuencia, busca la unión de las provincias, convirtiéndose en la figura máxima de la llamada "política de pactos", iniciada en 1820.
Ejerce un gobierno paternal, sin persecuciones ni arbitrariedades; y en su largo gobierno no se le pueden enrostrar actos sanguinarios.
Sintetizando su vida podemos destacar que, por sobre todo, fue el paladín del estado federal. Fue un caudillo, sí, pero no un jefe de cuadrilla o de banda, ni "unos de los tenorios de guitarra y luciente daga en los riñones" como motejó a los caudillos Vicente Fidel López.
Inspirador del Pacto Federal de 1831, fue el hombre que abrió el camino hacia la Constitución Nacional de 1853, hacia la ley, hacia el derecho, hacia la vigencia de la libertad. Desgraciadamente costó más de un siglo para que los criollos del interior fueran reivindicados por el juicio de la posteridad, aún cuando todavía queden algunos que sigan menospreciando a estos hombres de la soledad, a los señores del desierto.

 REQUIEM PARA EL BRIGADIER

Por José Rafael López Rosas.
Colaboración Especial.

¿Dónde vas, Estanislao,
montando tu parejero?
La madrugada en el anca
y el coraje entre los flecos
van galopando a tu lado
como ganándole al tiempo,
mientras el viento se enrieda
en tu vincha y tu chambergo
y un adiós queda prendido
en las crenchas de tu pelo.

Por entre aromos en flor
van cabalgando tus sueños.
Tu chuza endereza sola
para el Arroyo del Medio
y tu alazán redomón
te reclama el entrevero …
pero, la noche te arrastra
cada vez más hacia adentro.

En vano querer seguir
en busca del lance fiero
si ya el combate en que estás
desde "arriba" está resuelto.
En vano querer rumbear
hacia un enemigo incierto
cuando el paisaje te reza
el último padrenuestro
y las sombras que te cercan
te vuelven su prisionero.

¿Dónde vas, Estanislao,
en tu alazán parejero,
galopando trebolares
cuando están tocando a muerto?
¿Dónde vas, Estanislao,
entre la pampa y el cielo
con tu chusmaje querido
como buscando el encuentro?
Tu poncho, bandera, al fin,
envuelve tu rostro fiero
y la chuza se hace flor
sobre tu puño moreno.
¿Dónde vas, Estanislao,
en un trote sin regreso?
La eternidad va a tu lado
rumbeando hacia campo abierto
y las campanas del sur
en vano te van siguiendo
porque la noche te atrapa
cada vez más para adentro,
porque la noche te borra
con tu poncho y tu chambergo,
con tu coraje y tu lanza,
Brigadier de montoneros.

¿Dónde vas Estanislao?
¿Adónde que no te vemos?

 

brigadier-lopez.jpg

Brigadier General Estanislao López.
josefa-rodriguez-del-fresno-de-lopez.jpg

Josefa Rodríguez del Fresno de López, esposa del Brigadier.
 
don-estanislao-lopez-hijo.jpg

Don Estanislao López, uno de sus hijos menores. Gentileza G. Ríos

don-manuel-rodriguez.jpg

Don Manuel Rodríguez, padre de la esposa del Brigadier.

 
OBRAS PUBLICADAS POR EL AUTOR DE ESTA COLABORACIÓN: DR. JOSÉ RAFAEL LÓPEZ ROSAS.

·"Ensayo de Historia Constitucional Argentina"
(Santa Fe, Abad y Beigbeder, 1960), 2 tomos
· "Historia Constitucional Argentina"
(Buenos Aires, Astrea, 1970)
·"Variaciones en torno al hombre argentino"
(Obra seleccionada por el  Fondo Editorial Municipalidad de Santa Fe. Año 1961)
·"Juan Francisco Seguí, el hombre de la Constitución"
(Santa Fe, Castellví, 1957)
·"San Martín y sus ideas políticas"
(Santa Fe, Universidad Nacional del Litoral, 1979)
·"El Poder Legislativo en Santa Fe"
(Comisión Redactora Historia de las Instituciones de Santa Fe, 1969)
·"Santa Fe precursora de Mayo"
(Imp. Universidad Nacional del Litoral, 1961)
·"Historia de la Literatura de Santa Fe"
(Primer premio Ensayo 'Juan Alvarez" otorgado por la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe, 1972)
·"Entre la Monarquía y la República"
(Colección "Memorial de la Patria. Director: Félix Luna. Editorial Astrea. Buenos Aires, 1977)
·"Santa Fe y su período preautonómico (1810-1815)
(Gobierno de la Provincia de Santa Fe, 1972)
·"Las campañas navales en el Paraná"
(Junta de Estudios Históricos de Santa Fe, 1969)
·"De la discordia y la melancolía"
(Primer premio Ensayo "Juan Alvarez", otorgado por la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe, 1977)
·"El teatro en Santa Fe"
(Comisión Redactora Historia de las Instituciones de Santa Fe, 1973)
·Poetas santafesinos de la Colonia y la Montonera"
(Santa Fe, Imp. Universidad Nacional del Litoral, 1953)
·"Camino de tu casa"
(Santa Fe, Imp. Universidad Nacional del Litoral, 1943)
·"Canto a la Ciudad de Santa Fe"
(1º Premio de Poesía otorgado por la Comisión Provincial de Bellas Artes. Ed. Colmegna, 1949)
·"Imagen"
(Premio de la Asociación Santafesina de Escritores (ASDE). Santa Fe, Imprenta Universidad Nacional del Litoral, 1960)
·"De antiguas crónicas"
(Santa Fe, Edic. Banco Bica, 1989)
·"Los Radicales". Colección dirigida por Félix Luna.
(Buenos Aires, Edit. Todo es Historia, 1977. En colaboración.
·"El Pronunciamiento Federal de Santa Fe"
(Facultad de Derecho, U.N.L., 1968)
·"El Congreso de Tucumán". Seminario de Estudios de Historia Argentina.
(Buenos Aires, 1966). En colaboración
·"Santa Fe, la perenne memoria"
(Publicación de la Municipalidad de Santa Fe, 1993)
·"Los Constituyentes de 1853"
(Edición Municipalidad de Santa Fe, 1994)
·"Santa Fe: aquel rostro. Su historia, su política, su cultura"
(Edición Municipalidad de Santa Fe, 1997)
·"Santa Fe, la perenne memoria". Segundo Tomo
(Edición Secretaría de Cultura. Ministerio de Educación y Cultura, 1998)

GALERÍA DE GOBERNADORES 1815 – 1924

gobernadores-santa-fe-1.jpg
gobernadores-santa-fe-2.jpg
 
FRANCISCO ANTONIO CANDIOTI
 
 

FRANCISCO-ANTONIO-CANDIOTI.jpg

1815

 
Nació en Santa Fe el 23 de julio de 1743 y falleció en Santa Fe el 27 de Agosto de 1815. Cursó sus estudios en la Escuela San Francisco. Fue agricultor y ganadero. El 25 de abril de 1815 fue designado primer gobernador de Santa Fe, reunido el pueblo en Cabildo Abierto, cargo que venía ocupando desde el 24 de marzo de 1815 al ser depuesto el Teniente Gobernador de Santa Fe el Gral. Eustaquio Díaz Vélez. A partir de ese 25 de abril Santa Fe nació como unidad territorial autónoma e independiente de Buenos Aires. Sus restos descansan en la iglesia de Santo Domingo. Una calle de la ciudad de Santa Fe lleva su nombre.
 
MARIANO VERA

MARIANO-VERA.jpg

1816 – 1818

Nació en Santa Fe y fue bautizado el 25 de marzo de 1777. Ocupó varios cargo en su carrera, procurador en el Cabildo, Capitán de Milicias, Secretario del Cabildo. Encabeza un grupo revolucionario que derroca al gobernador Tarragona, el 31 de Marzo de 1816, y desde el 1 de Abril de ese año hasta el 14 de Julio de 1818 iba a ocupar el cargo de gobernador de la provincia, año en que fue depuesto y en su reemplazo asumió el Brigadier López. Escuelas, calles y un departamento de la provincia llevan su nombre.

 
LA VIDA DE ESTANISLAO LOPEZ

Estanislao López, proveniente de un hogar humilde, hijo del Capitán Juan Manuel Roldán y de Doña María Antonia López, tuvo dos hermanos: Catalina, su melliza, nacidos el 22 de noviembre de 1786 y Juan Pablo.

 
brigadier-lopez-.jpg

Luego de estudiar primeras letras en la Escuela de San Francisco, se alejó a los 14 años para ir a empuñar las armas como permanente vigía del malón fronterizo. El Fuerte del Socorro será su cuartel inicial, y su padre, luciendo el grado de Capitán de Milicias de Caballerías Provinciales, ha de ser su jefe y el mejor compañero y amigo de su carrera militar.
Llegado el año 1810, Estanislao López será soldado de Manuel Belgrano en la expedición al Paraguay y junto a setenta bravos blandengues y milicianos se convertiría en verdadero león allá en Paraguay y Tacuarí. Hecho prisionero, López buscará a nado su libertad tras la fuga de la Fragata "Flora", hallándola en arrojado acto de audacia, llegando a la costa custodiada por Rondeau que sitiaba el bastión montevideano.
 
Josefa-Rodriguez-del-Fresno-de-Lopez-II.jpg

Josefa Rodríguez del Fresno de López, esposa del Brigadier

El año 1815 fue decisivo para Santa Fe, marzo será el mes clave para erigirse en Provincia autónoma, pero su primer gobernante, Francisco Antonio Candioti, no tendrá suficiente vida como para ver concluido su mandato y la provincia volverá a depender de Buenos Aires hasta que en marzo de 1816, Estanislao López al frente de la guarnición de Añapiré, en una sublevación inesperada apoya a Mariano Vera para obligar a Viamonte a abandonar la ciudad.
Digna de destacar, dentro de su acción de gobierno, es la especial atención que prestó al aspecto educacional, en el que se fijó como objetivos: la buena remuneración al docente, educación gratuita y otorgamiento de becas, provisión de material didáctico a las escuelas y de útiles a los niños, y construcción y equipamiento de edificios escolares. Paralelamente procuró dotar a la provincia del número de escuelas necesarias, llevándolas de 5 a 13, a la vez que fundó: el Gimnasio Literario "San Gerónimo", la Escuela de Oficios de San José del Rincón y las primeras escuelas de niñas. Todas estas creaciones llevaron a Santa Fe a ocupar un importante sitio en el ámbito de la cultura de las Provincias Unidas.
López fue un político de fuste, realista, pragmático, fue también un excelente militar, hábil estratega, capaz de aprovechar sus conocimientos del terreno para definir una batalla, pero por sobre todas las cosas fue un pacifista que procuraba en la mesa de las negociaciones la paz necesaria para el progreso y el crecimiento.
Ello lo llevó a firmar 23 pactos y tratados de entre los cuales se destacan aquellos que fueron mojones de la organización nacional. Los tratados del Cuadrilátero, del Pilar y el célebre Pacto Federal del 4 de Enero de 1831 coronan esa política del gobernante santafesino que se proyecta a la posteridad para quedar registrado en el Preámbulo de la Constitución Nacional de 1853, en el postulado que reza: "en cumplimiento de los pactos preexistentes".
Esta ruptura con Buenos Aires, que elevará a la Provincia al rango de autónoma, le señalará el sendero de la nueva vida institucional. Dos años más tarde, en julio de 1818, Estanislao López va a llegar al poder del ejecutivo provincial.
Al año siguiente renuncia al cargo de Gobernador ante el Cabildo -en razón de hallarse la provincia en paz gracias al armisticio de San Lorenzo del 12 de abril de 1819-, diciendo que "llamado por la salud pública me hice cargo de un mando que no se me confió por la voluntad del pueblo soberano", y agregó, que la provincia es libre y debe darse la suprema autoridad. Con ello, reconoce que no podía estar al frente de un gobierno para el cual no había sido elegido por el pueblo, y subraya que las circunstancias lo obligaron a tomar el mando de la provincia.
El 8 de julio de 1819 fue elegido Gobernador por elección popular, y con el apoyo de todos los santafesinos asumió legítimamente el gobierno de Santa Fe.
Una de sus primeras medidas; el Estatuto de 1819, es el primer cartabón ordenador de los poderes de la provincia de Santa Fe y es el primer documento constitucional en el derecho público provincial argentino. Le cupo el honor a Santa Fe de ser la precursora, y a López, su inspirador y ejecutor.
El Brigadier General Estanislao López participa luego, con gran decisión, de su vocación federalista a través de diferentes pactos, hasta soñar seguramente con ese Acuerdo de San Nicolás en 1852, que fueron las puertas del Congreso Constituyente, pero lamentablemente la muerte lo sorprende tras regresar de la Campaña del Chaco, desde donde llegó enfermo, derivando en una tuberculosis y falleciendo a las 16.30 hs. del 15 de junio de 1838.
Estanislao López quería la República, la Constitución, pero a través de la intuición, sin contar con estudios superiores; para ello contaba con pensadores de confianza como Francisco Seguí y Domingo Cullen.
Se opuso a la monarquía, y deseaba la autonomía.
 
GRAL. JUAN PABLO LÓPEZ
 
general-juan-pablo-lopez.jpg
1839/42 – 1856/58

Nació en Santa Fe el 26 de junio de 1792. Participó de la campaña al Paraguay, también fue hombre de las fuerzas del general Estanislao López. Fue un luchador incansable, participando en muchísimas luchas y revoluciones. Ocupó el cargo de Gobernador de la provincia entre 1838 – 1842 y entre 1856 – 1858. Falleció en Santa Fe el 27 de Julio de 1886.
En el norte de la ciudad una calle lleva su nombre.
 
GRAL. DR. PASCUAL ECHAGÜE

 
pascual-echague.jpg
1842 – 1851

Nació en Santa Fe el 17 de Mayo de 1797. Estudió en el colegio Monserrat de Córdoba, donde se recibe de Doctor en Teología. Fue Secretario Gral. de Estanislao López. En 1825, 1826,1828, es nombrado Gobernador delegado del general Estanislao López. Por influencia de López es elegido Gobernador de Entre Ríos entre el 1 de marzo de 1832 y el 28 de noviembre de 1842, es vencido y lo reemplaza en el mando de la provincia de Entre Ríos el General Justo José de Urquiza. En su constante lucha por el poder vence en Coronda el 12 de abril de 1842 al Gral. Juan Pablo López y toma el gobierno de la provincia de Santa Fe el 18 del mismo mes hasta el 15 de octubre de 1851. Durante su gobierno se funda la primera biblioteca pública de Santa Fe el 16 de junio de 1849; en 1859 es nombrado Interventor Nacional en Mendoza, fue Senador por la provincia de Catamarca. En el Museo Histórico Provincial existe un retrato pintado al óleo por Revol, una calle al norte de la ciudad lleva su nombre al igual que la escuela Nro. 570. Falleció el 1 de Junio de 1867.

DOMINGO CRESPO

 
domingo-crespo.jpg

1851 – 1854

Gobernador de la provincia en varias oportunidades, Domingo Crespo nació el 10 de mayo de 1791. El 31 de marzo de 1852, reunidos los gobernadores en San Nicolás, firma el acuerdo en nombre de Santa Fe; preside en nombre del Gral. Urquiza el Congreso General Constituyente en noviembre de 1852; fue fundador del Club del Orden el 27 de febrero de 1853. La Junta de Representantes de la provincia lo autoriza para hacer jurar el 9 de julio de 1853 la Constitución Nacional. Fue diputado a las Cámaras de la Confederación Argentina, presidente de la Excelentísima Cámara de Justicia. El 25 de Diciembre de 1851 fue nombrado Gobernador provisorio, entre el 1 de Enero de 1852 y el 28 de Diciembre de 1854 Gobernador propietario; el 26 de Diciembre de 1861 fue nombrado Gobernador interino por el Gral. Mitre hasta el 22 de Febrero de 1862 y entre el 2 de Febrero de 1868 y el 22 de Febrero de 1868 Gobernador provisorio.
Durante su gobierno se sanciona la Constitución en Santa Fe. Fue el encargado de pronunciar el discurso de inauguración del congreso constituyente; se fomentó la inmigración y la colonización.
Falleció en Santa Fe el 20 de Febrero de 1871, sus restos fueron sepultados en la Iglesia de Santo Domingo y por decreto Nacional N° 2236 del 4 de Julio de 1949 su tumba es declarada "Sepulcro Histórico". Calles de Santa Fe, Rosario y Buenos Aires llevan su nombre, al igual que la colonia Crespo del Dpto. San Justo y la Escuela N° 617 de Rosario.

JOSÉ MARÍA CULLEN

 
jose-maria-cullen.jpg

1854 – 1856

Gobernador entre el 12 de Febrero de 1855 al 18 de Julio de 1856. Había nacido en Santa Fe el 17 de abril de 1823, estudió en el colegio de San Ignacio de Buenos Aires, fue empresario, socio fundador el Club Progreso de Bs. As.;  Juez de Paz interino de Rosario en 1853, socio fundador el Club del Orden, Senador Nacional por Santa Fe, Gobernador delegado de Nicasio Oroño, también se desempeñó como Concejal Municipal de Rosario en 1866. Muere en un viaje desde Buenos Aires a Rosario  el 11 de Octubre de 1876, sus restos descansan en la Iglesia de Nuestra Sra. del Rosario, una escuela de Jesús María, estación Timbúes, lleva su nombre.
Durante su gobierno se dictó la primera Constitución provincial, luego de la Nacional de 1853. Fueron miembros del gabinete ministerial de su gobierno, Manuel Leiva y Juan Francisco Seguí.

PATRICIO CULLEN

 
patricio-cullen.jpg

1862 – 1865

 

Nació en Santa Fe el 20 de Julio de 1826. Fue Gobernador de la provincia entre el 22 de Febrero de 1862 y el 22 de Febrero de 1865. Ayudó en la campaña contra Rosas al Gral. Urquiza en 1852. En 1853 fue Diputado por Rosario y socio fundador del Club del Orden. En 1862 inicia una campaña contra los indios del Gran Chaco. Durante la revolución contra el gobierno de Servando Bayo muere en la batalla de "Paso de Los Chachos", el 20 de marzo de 1877. Sus restos fueron trasladados a Santa Fe y sepultados juntos a los de su padre, Domingo Cullen, en la Iglesia de Santo Domingo. La Escuela N° 26 de nuestra ciudad lleva su nombre.
Durante su gobierno se firmó un contrato con los padres Jesuitas. Fue un acuerdo para fundar un colegio de enseñanza superior en el antiguo convento de la Merced, así es como el 9 de noviembre de 1862 nace el Colegio Inmaculada Concepción. El 16 de Abril de 1863 dictó un decreto creando dos colegios dirigidos por las Hermanas de Caridad de Nuestra Señora del Huerto. Uno funcionaría en Santa Fe y el otro en Rosario.
 
NICASIO OROÑO
 
nicasio-orono.jpg

1865 – 1868

Nació el 20 de Julio de 1825 en Coronda y aprendió sus primeras letras en una escuela particular.
En 1844 se enrola, junto a su padre, en las filas unitarias del general Lavalle y Paz. Participa de en la Batalla de Caseros en 1852, y actuando con el grado de Capitán en la Villa del Rosario gestiona ante la Legislatura que se le otorgue a Rosario el título de ciudad según una solicitud presentada por el Director Provisorio de la Confederación (Gral. Urquiza) y del actuante gobierno de la provincia, Dr. Domingo Crespo; consiguiendo su cometido.
Entre los cargos ocupados figuran el de Contador y Presidente interino de Hacienda y Crédito, Administrador de la Aduana de Rosario, Jefe Político de Rosario, Diputado por Santa Fe ante la Convención Nacional que reforma la Constitución de 1853.
En 1865 es elegido Gobernador de la Provincia, en un clima de violencia, cargo que asume el 22 de febrero de ese mismo año. Decretó la obligatoriedad de la Educación Primaria gratuita, la creación de escuelas y construcción de edificios escolares. También sancionó la ley de matrimonio civil.
Para la Asistencia Social crea la Casa de Corrección de Mujeres y un Asilo de Huérfanos en Rosario. Como saldo de su labor hay que señalar la formación de varias colonias, como Corondina, Cayastá, Helvecia, Francesa y pueblos de cantón: 9 de Julio, Sunchales y Cayastacito; para citar algunas.
Concluido su período como Gobernador ocupa varios cargos, hasta que en 1902 se incorpora nuevamente al Congreso Nacional y viaja constantemente a Santa Fe. En 1904 un resfrío lo perturba pero insiste en volver a Buenos Aires para participar de las sesiones. Una vez arribado a destino no volverá a levantarse, víctima de una bronconeumonía, muere el 12 de Octubre de 1904. Dos días después sus restos llegan a tierra santafesina.

MARIANO CABAL

 
mariano-cabal.jpg
 
 1868 – 1871
 
Nació en la ciudad de Santa Fe el 12 de Abril de 1830, y murió en Buenos Aires el 26 de Abril de 1885. Fue Diputado por Rosario, La Capital y Senador. Fue gobernador entre el 7 de abril de 1868 y el 7 de abril de 1871. El 27 de noviembre de 1868 creó los estudios superiores de derecho en el Colegio de la Inmaculada Concepción de Santa Fe.

DR. SIMON DE IRIONDO

 
simon-de-iriondo.jpg


1871 – 1874
1878 – 1882

El Doctor Simón de Iriondo nació en la ciudad de Santa Fe el 28 de Octubre de 1836, siendo sus padres Urbano de Iriondo y Petrona Candioti. Cursó sus estudios primarios en la escuela de los Padres Franciscanos, continuando los secundarios en el Colegio Monserrat, de Córdoba. De allí, se dirigió a Buenos Aires para ingresar en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires, recibiéndose en 1858.
Nuevamente establecido en su ciudad natal, el coronel Rosendo Fraga lo designa para el puesto de suplente en el Juzgado de Alzada. Así comienza su vida política, y la sucesión en varios cargos: integrante de la Comisión de Instrucción Pública de La Capital; Diputado por Rosario; Diputado por La Capital; Senador Nacional; Ministro del Interior en el gobierno de Avellaneda; Ministro interino de Guerra y Marina; integrante de la Comisión Pro repatriación de los restos del General San Martín; Senador por Rosario; Diputado a la Convención Reformadora Provincial de 1833; Ministro general de los Gobernadores Rosas y Cabal; Gobernador de la provincia en dos períodos (1871/74 y 1878/82). También fue considerado, si cabe la expresión, el primer Intendente de la ciudad de Santa Fe en 1861, bajo el gobierno de Don Pascual Rosas.
Fue uno de los hombres que le devolvió a la provincia un status dentro del entorno nacional, entre 1871 y el 30 de noviembre de1883, día en que fallece luego de un fuerte resfrío, y que devino en una violenta pulmonía.
Los restos del Dr. Iriondo fueron trasladados a la ciudad Santa Fe el 5 de diciembre. En un principio se les dio sepultura en el cementerio católico, pero luego se los re ubicó en la iglesia Catedral. La tumba fue declarada sepulcro histórico el 4 de Julio de 1946, por decreto N° 2236.

SERVANDO BAYO

 
servando-bayo.jpg
 
1874 – 1878
 
Había nacido en la Villa del Rosario el 27 de Octubre de 1822. Fue Concejal Municipal de Rosario y Diputado por la ciudad del sur de la provincia. Fue fundador del Banco de Santa Fe, más tarde Banco Provincial, en el año 1874. Fue Gobernador de la provincia desde el 8 de abril de 1874 al 7 de abril de 1878. Falleció el 18 de mayo de 1884 en la ciudad de Rosario, y sus restos descansan en el Convento de San Carlos de San Lorenzo. Durante su gobierno promulgó la Ley de Educación, creándose más de 60 escuelas en la provincia y además organizó archivos de la provincia. 
 
PBRO. DR. MANUEL MARÍA ZAVALLA
 
 

manuel-maria-zavalla.jpg
1882 – 1886

Gobernó la provincia de Santa Fe durante el 7 de Abril de 1882 y el 7 de Abril de 1886. Durante casi todo su gobierno soportó una enfermedad que lo apartó de su cargo delegando su mando en el Vicegobernador, el Dr. Cándido Pujato. Había nacido en Santa Fe el 1 de enero de 1835, estudió en el colegio Monserrat de Córdoba y en la Universidad de esa provincia, de la cual recibe el grado de Maestro y Bachiller en Derecho Civil. Ocupó también los cargos de Diputado Nacional y Senador Nacional por Santa Fe. Falleció en el ejercicio de éste último cargo en Buenos Aires, el 7 de Junio de 1887.

DR. CÁNDIDO PUJATO

 
Nacido en Villa del Rosario el 4 de setiembre de 1830, el Dr. Cándido Pujato ocupó la gobernación de la provincia entre 1882 y 1886 por enfermedad del Gobernador electo Dr. José María Zavalla. Estudió en el colegio Monserrat de Córdoba, y en la Universidad de Buenos Aires donde se graduó de médico. Ocupó numerosos cargos durante su carrera política, a saber: Concejal municipal, donde llegó a la presidencia del cuerpo, Intendente Municipal entre 1871 y 1873, Diputado por Rosario, Senador por el dpto. La Capital, médico de los tribunales y Presidente del Consejo general de Higiene. Murió en la campaña sanitaria contra el cólera el 30 de Abril de 1895. Su tumba está en el templo de San Francisco. Una calle de la ciudad y pabellones de los hospitales Cullen e Iturraspe llevan su nombre.

DR. JOSÉ GÁLVEZ

 
jose-galvez.jpg

 
1886 – 1890
 

José Gálvez nació en Santa Fe el 8 de junio de 1851, siendo descendiente en línea directa, después de nueve generaciones, de Don Juan de Garay. A los 18 años obtiene su título de bachiller en el Colegio de los Padres Jesuitas, y se destaca en la Academia Literaria.Inmediatamente comenzaría la carrera de Derecho, al mismo tiempo que trabajaba como empleado en el Departamento Topográfico. Apasionado por el periodismo, hace sus primeras armas en "La Unión Nacional", periódico de la oposición, actividad que lo lleva a inmiscuirse en la política formando parte del Partido Liberal.
A pesar de ser opositor, el Gobernador Servando Bayo (1874 – 1878), conociendo sus grandes condiciones, lo designa agente fiscal en agosto de 1875, y al año siguiente es ascendido a juez de primera instancia, a escasos dos años de su graduación.
Por estos años contrae matrimonio con Eulogia Rosas, con la que tiene tres hijos: José, Eulogia y Angélica. También inicia, junto con sus actividades judiciales, su labor como docente universitario dando clases de Derecho Civil en la antigua escuela de jurisprudencia.
Más tarde el Gobernador Don Manuel María Zavalla (1882 – 1886), le ofrece el cargo de Ministro de Gobierno, cargo que acepta y demuestra grandes condiciones para el manejo de la política cuando enferma seriamente Zavalla y deja prácticamente en manos de Gálvez la dirección de la política provincial.
Todas las fuerzas opositoras se vuelven contra el joven Ministro, pero éste, con sabiduría y perspicacia logra sortear los obstáculos. Es entonces que su nombre se impone para las próximas elecciones gubernativas, pero la oposición no cede terreno y postula como candidato de los partidos Constitucional y Liberal la figura, reconocida a nivel nacional, del Dr. Estanislao Zeballos. Pero José Gálvez consigue el apoyo del General Roca, entonces Iriondo se retira y el liberalismo pronostica de antemano su derrota.
El 7 de abril de 1886, después de un inobjetable triunfo electoral, el Doctor José Gálvez, asume como Gobernador a los 34 años de edad, respetando y convocando a la oposición, y olvidando agravios comienza su mandato con el apoyo de todos los sectores de la ciudadanía.
Entre sus actos de gobierno se destacan: el impulso a la política inmigratoria creándose centenares de colonias agrícolas; construcción de puentes, hospitales y escuelas; la construcción del matadero municipal; y el cementerio Barranquitas. Intenta concretar el puerto de ultramar en nuestra ciudad; y crea la Universidad de Santa Fe, que se inaugura el 30 de abril de 1890 por su sucesor, el Dr. Juan Cafferata.
Ocupó, además, cargos a nivel nacional, hasta que el 26 de agosto de 1910 murió en Buenos Aires a los 59 años de edad.
Una de las avenidas más importantes, transitadas y con un paseo central con gran variedad de árboles lleva su nombre, entre Av. Rivadavia y la Av. Costanera, conocida como Boulevard Gálvez.