Ver Semanas Anteriores

MERCADO NORTE

En un primer momento funcionó en calle San Martín, entre Crespo y Humberto Primo (actual Hipólito Irigoyen); donde hoy funciona el Hotel Hostal, y tenía salida a calle 25 de mayo.

1908  Mercado Norte. San Martín entre Crespo e Hipólito Irigoyen – Colección Garcilaso.

En 1927 se realizan los primeros planes para reubicarlo y se designa un terreno ubicado en Av. Urquiza y Santiago del Estero con entrada principal frente a la Plaza Constituyentes, que hasta ese momento la utilizaba el Regimiento 12 de Infantería para realizar prácticas de tiro sin munición. Dos años después, en 1929, se reubican 12 puesteros del viejo Mercado de calle San Martín, a los que se agregan 10 nuevos comerciantes. El mercado se dividió en tres secciones: en el centro los puestos de carne y cerdo; a su alrededor los verduleros y sobre el fondo las pollerías.
Las jornadas duraban desde las primeras horas del día, 4 de la madrugada aproximadamente, hasta las últimas horas de la tarde, y el movimiento era intenso. Con proveedores que llegaban en los viejos tranvías a caballo, changarines, carniceros faenando las redes, etc.

Varios de los antiguos puestos continúan en funcionamiento ya que los hijos de quienes fundaron el Mercado continúan la misma tarea que sus padres.

MERCADO PROGRESO

1928  Edificio ubicado en Balcarce, entre Sarmiento y Alberdi.

El Mercado Progreso se construyó frente a la Plaza Pueyrredón en pleno Barrio Candioti, más concretamente en calle Balcarce 1635, en los terrenos cedidos en concesión por 25 años al Sr. Luis Coll, en 1922; constituyéndose junto con el Mercado Norte (Urquiza y Santiago del Estero) en 1928 y el Mercado Central (San Gerónimo y Mendoza) en 1928, en lugares de enorme afluencia de venta y público.

El importante edificio contaba con dos ingresos; el principal sobre Balcarce y el secundario, sobre calle Ituzaingó. Allí funcionó el Mercado Progreso hasta principios de la década del ‘60.

En 1961, la Municipalidad se apropia de los bienes y a partir de ese momento se le dio distintos usos, hasta llegar a nuestros días que es utilizado como depósito del corralón municipal.

MERCADO CENTRAL Y NORTE, MINGITORIOS Y LAS PRIMERAS CANCHAS DE FUTBOL

Mercado Central en 1908  Foto colección Garcilaso. Gentileza Lilian Romero Garcilaso de David.

Donde hoy se encuentra la Plaza del Soldado estuvo emplazado el Mercado Central. En su primer etapa que yo alcancé a conocer, este mercado compartía la manzana ubicada en San Gerónimo (vereda impar), cortada Bustamante (lado par), Mendoza (lado impar) y Salta (lado par). El Mercado ocupaba más  o menos las tres cuartas partes norte de la manzana, el resto, lado sur, lo ocupaba la Plaza de los Blandengues, luego trasladada a Mendoza y 25 de Mayo. Esta tenía árboles, una fuente (de los sapitos) y un mingitorio circular de chapas de hierro, ubicado en la esquina de Salta y San Gerónimo. Uno similar a éste estaba en la Plaza España, ubicado en la esquina de San Luis y Humberto Primo.

 

El Mercado Central se inauguró en 1901. Tenía 100 puestos interiores y 36 locales a la calle. Ya existían en 1896 el Mercado Norte y en 1897 el Mercado Sur, en 4 de Enero y Gral. López. En esta foto se ve (der.) al Mercado Central en 1937, en Salta y S. Gerónimo

Posteriormente, a fines de la década del ‘20 se hizo el Mercado Central nuevo, entonces ocupó todo el predio que hoy ocupa la mencionada plaza. En ese entonces casi no había grandes heladeras eléctricas, y menos aún de las alimentadas por corriente continúa. Este era en ese entonces el que suministraba la Usina Eléctrica Municipal, ubicada en calle Rosario (hoy Lisandro de la Torre) y 25 de Mayo. Por tal motivo se construyó en un subsuelo, en la esquina de Salta y Bustamante, un frigorífico para carnes, hortalizas y frutas, de origen suizo y funcionaba con amoníaco.

Interior del Mercado Central, ubicado en San Gerónimo y Mendoza, 2 años antes de su demolición, en 1980. Gentileza Julia Barrientos

Había también otro Mercado, sin edificación. Funcionaba en un predio ubicado entre las calles San Martín, 25 de Mayo, Crespo y Humberto Primo; lugar que luego fue una Plaza, hasta que allí se construyó el actual Hostal Santa Fe de la Vera Cruz.El actual Mercado Norte se construyó a fines de la década del ‘20, y se inauguró en 1928. Tenía también subsuelo destinado al frigorífico, que nunca se concretó, pues las grandes heladeras eléctricas que funcionaban a corriente alterna fueron más aptas que el frigorífico, para la conservación  de alimentos perecederos. Hoy está casi en desuso en su parte interior.En el lugar en que está ahora este mercado (hasta 1925) había una cancha de fútbol con los arcos puestos, uno cerca de la calle Santiago del Estero, el otro cerca de calle Obispo Gelabert. Cruzando esta calle y hasta Bv. Pellegrini estaba la cancha de Tráfico Central Norte, Este club tenía varios jugadores internacionales, entre ellos Luis Paccotti, y los hermanos Loyarte.En la manzana de la actual Universidad Nacional del Litoral (Bv. Pellegrini, 9 de Julio, Mariano Comas y San Gerónimo) estuvo la cancha de Unión hasta 1927, luego inaugurada (en 1929) en su actual ubicación.Cruzando el Bv. Pellegrini y hasta Cándido Pujato estaba ubicada la cancha de Almirante Brown; y hacia el este de ésta estaba la cancha de Sportman, que luego fue de Gimnasia y Esgrima.Al sur de la Plaza de los Constituyentes había otra cancha, que no poseía arcos. Más al sur, sobre calle Crespo entre Urquiza y 4 de Enero había otra cancha similar a ésta. Y en la manzana de Santiago del Estero, Av. Freyre, Obispo Gelabert y San Lorenzo, estaba la cancha de 9 de Julio, cerrada con un alambrado. Tenía los arcos casi en Santiago del Estero y casi Obispo Gelabert.La cancha de Colón estaba en calle Corrientes, una cuadras al oeste de la Av. Freyre.Por el Ing. Luis Zamaro.

DROGUERIA Y FARMACIA LAS COLONIAS

La droguería y farmacia Las Colonias” fue fundada en 1901 por Juan B. Ambrosio, en la ochava sudeste de las actuales calles Hipólito Irigoyen y San Luis.Años más tarde, ya convertida en Sociedad Anónima, se la dotó de secciones como ser la óptica, montada con todos los elementos que la técnica de aquella época exigía; también un laboratorio químico donde se realizaban análisis completos. De esta manera se servía a la medicina y a la industria.

EDIFICIO CASSANELLO

Este edificio, ubicado en la ochava noreste de las calles Crespo y San Luis, fue construido en 1926 y contaba con un local comercial en su planta baja y tres pisos de departamentos; aunque originalmente fue una casa de rentas.Se destaca su volumen circular en la ochava, frente a la Plaza España. En la actualidad, funciona en su planta baja la Compañía Naviera Sarssoti.

RITZ HOTEL

Por encargo de Carlos Iturraspe, propietario de los terrenos de calle San Martín al 2766, se construye en la década del ‘20 el Hotel Ritz. Su entrada principal estaba sobre esta arteria, sumando una contrafachada sobre 25 de Mayo. Este edificio se inauguró sobre finales de 1928, exactamente el 9 de Diciembre de ese año.Tenía cinco pisos de habitacion. El sexto piso contaba con un salón de fiesta, servicio de guardarropas y cocina. Cuando deja de funcionar como Hotel, en 1973 se transforma en sede del Banco de Intercambio Regional.

 

 

Más adelante quedará abandonado, y en 1993 se lo refuncionaliza para la instalación del Plaza Ritz Shopping” con la instalación de locales comerciales en los tres primeros pisos. Sobre 1996, y con la aparición un par de años antes del Shopping Estación Recoleta, este le gana la pulseada” comercial y debe cerrar sus puertas.

EL PUENTE PALITO – ALTO VERDE

 

 

Esta obra de gran importancia se inició a mediados de 1960. La primera etapa fue el pilotaje de la base de fundación, 10 secciones de 5 pilotes cada una todas de madera dura (lapacho paraguayo), material provisto por vialidad provincial. Además de la construcción de dos estubos con sus respectivos anclajes en las dos cabeceras.

Para realizar el trabajo se formaron 2 equipos: uno de tierra y uno de agua. El equipo de tierra debía proveer los pilotes completos con sus respectivos empalmes de acuerdo al largo necesario para el lugar de la hinca. La obra se realizó durante el gobierno de Don Carlos Silvestre Begnis, bajo la dirección de Vialidad Provincial y la empresa constructora se llamaba Mario Bruzzone e Hijos.

La gente que trabajó era de Santa Fe y Alto Verde, hombres sin ninguna preparación técnica, pero con ganas de trabajar. Las medidas del puente son: 90 mts. de largo (de costa a costa) consistente en 9 tramos de 10 mts. Cada uno con un ancho de calzada de 3,70 mts., mas dos pasarelas de 0,70 mts. Todas la medidas fueron respetadas de acuerdo a los planos y pliegos de condiciones, en cuanto a la altura (más de 8 mts.) fue tomada desde el cauce del río hasta la parte inferior de los largueros del puente, a pedido del Cuerpo de Pontoneros Santo Tomé.

Los trabajos se dieron por terminados el 5 de mayo de 1962, día de su inauguración y prueba de carga. En 1995, se inaugura un nuevo puente a pocos metros, dejando de ser utilizado El Puente Palito”.
 

PUENTE CARRETERO  SANTA FE – SANTO TOME

En 1933, cuando el camino a Rosario no estaba terminado y todavía no se habían realizado los estudios sobre el camino a San Francisco, se registraba un pasaje medio de 1.500 vehículos diarios, que atravesaban el viejo puente. Cuatro años después el tránsito se elevaba a 2.000 autos por día.

El Puente en una de sus etapas de construcción. Gentileza Orlando Cantero (h). Perteneciente a R. Cantero Técnico Constructor.

Por este motivo se hizo necesario el estudio para la realización de un nuevo puente que fuera más resistente. Y en 1937 se iniciaron los trabajos de un viaducto de 1.160 metros de largo.

1939  Diario El Orden. Estos 6 camiones cargados de piedra sirvieron para realizar las pruebas de resistencia del nuevo puente carretero.

Hoy, a 60 años de su inauguración, debemos destacar la calidad de su construcción para el tráfico actual que soporta.hecho totalmente en hormigón. La obra llegó a su culminación dos años después y fue inaugurado el 14 de Julio de 1939.

Los trabajos estuvieron bajo la dirección del Ing. Alberto Eduardo Cazeneuve, que fuera convocado por el gobierno provincial para tal fin. Ya contaba con numerosas experiencias en trabajos tales, como integrante del Plan de Pavimentos de Rutas, fue jefe de la Comisión de Estudios y Caminos Pavimentados, realizó estudios para la construcción de caminos de Santa Fe a Rafaela, a San Justo y Rosario – Villa Constitución. Proyectó y dirigió varias obras de arte mayores y menores y vías provinciales como proyectista de Vialidad.

Había nacido en Paraná en 1903. Durante de juventud cursó sus estudios en la Escuela Industrial Superior de Santa Fe, y luego ingresó a la Facultad de Ciencias Matemáticas, Fisicoquímicas y Naturales de la UNL en Rosario, de la que egresó como ingeniero civil.

Luego de trabajar en la dirección de las obras del Puente Carretero, estuvo a cargo de la estabilización y pavimentación de las avenidas López y Planes, y Aristóbulo del Valle. Al crearse la Dirección Provincial de Pavimentos Urbanos fue designado como Director, cargo que ocupó hasta su jubilación. También realizó numerosas labores como empresario privado, entre las que se pueden enumerar: la pavimentación de San Gerónimo Norte, Gálvez, Santo Tomé y Sunchales; y una de sus más importantes obras fue sin dudas el velódromo de Esperanza.

A su destacada actividad profesional sumó también la docencia en la Escuela Industrial Superior, y la participación en el Club de Leones donde fue presidente.

El Ingeniero Alberto Eduardo Cazeneuve falleció el 5 de Julio de 1994.

Una anécdota muy particular lo pinta de manera especial: la fecha de entrega oficial de las obras del Puente Carretero no fue obra de la casualidad. El 14 de Julio, fecha patria francesa, de donde descendía el Ing. Cazeneuve, fue el día que se apresuró a determinar para la ceremonia. Por ese momento se estaba en plena 2° Guerra Mundial, donde se enfrentaban, entre otros, los franceses contra los alemanes; precisamente era de ese origen la compañía que se encargó de la construcción.

Un mes antes se dieron cuenta de la fecha elegida por el Ingeniero Cazeneuve y protestaron airadamente, tomando la decisión como una afrenta; pero ya era muy tarde, los invitados y el pueblo en general sabían que el 14 de julio era la fecha.

TIRO FEDERAL ARGENTINO DE SANTA FE.

Los descendientes de las familias extranjeras que habían venido de Esperanza y otras localidades, junto con los criollos, todos amantes del tiro al blanco decidieron fundar una institución que reuniera  a los amantes de ese deporte en Santa Fe.

Luego de algunas reuniones decidieron llevar la idea ante el gobernador Luciano Leiva, quien redactó un decreto el 09 de noviembre de 1885, donde manifestaba la necesidad de la construcción de un polígono de tiro, para lo cual habría que solicitarle a la Municipalidad los terrenos ubicados al sur de la ciudad y formar una comisión que se encargara de la ejecución, que sería presidida por Jorge Lubary.

El gobierno  nacional fomentaba la creación de este tipo de instituciones, con el fin de que la juventud se iniciara en el manejo de las armas de guerra, para estar apta para la defensa de la patria.

El 16 de noviembre de 1885 se realiza una Asamblea constitutiva y se elige la primera Comisión Directiva, que tomaría las bases del Tiro Federal Argentino existente en Buenos Aires, siendo su primer presidente el Dr. Rodolfo Freyre.

En la construcción del polígono colaboraron los guardiacárceles, por instrucción del gobernador Leiva, en tanto que los presos efectuaron las excavaciones y levantaron los terraplenes y paradenes del stand.

1885  Al centro de la foto, con abrigo claro, el Gob. Rodolfo Freyre (1902  1906), momentos después de haber inaugurado el Tiro Federal.

Por iniciativa del Dr. Rodolfo Freyre se instituyó la Copa de Honor de la Provincia, trofeo que se disputó durante años sin interrupción, hasta que fue suspendido por el retiro de las armas de guerra dispuesto por el Gobierno Nacional, hecho que se repetiría en los años 30 y 70 debido a las distintas revoluciones en nuestro país.El 9 de noviembre de 1945, al cumplirse el cincuentenario de la institución, se resolvió crear el Trofeo Dr. Rodolfo Freyre, en reconocimiento a su labor.A partir de 1978, el gobierno permite la reapertura de los stand de los Tiro Federales del país, pero limitando el uso de las armas a: pistola calibre 22, carabina 22 para competición y común.El Tiro Federal siempre contó con excelentes tiradores como el Dr. César Berraz, campeón mundial de mauser en Lyon, -Francia- en 1905; Claudio Cabrera, campeón mundial de cuerpo a tierra con fusil mauser en 1952, y Jorge Digiandoménico, varias veces campeón olímpico, campeón sudamericano y rioplatense; entre otros.

CEMENTERIO DE SAN ANTONIO, HOY COLEGIO NACIONAL

UN ENTERRATORIO PARA ÁNGELES

Debido a la desaparición del Cementerio de la Merced, el gobierno se preocupó en encontrar un lugar adecuado para la inhumación de cadáveres;  y lo halló en un solar contiguo al oeste de la capilla de San Antonio, razón por la cual, el nuevo cementerio tomó el nombre de la antigua capilla.Según los datos, en 1778 Don Diego Yedros y Doña Cruza López presentaron un petitorio, solicitando se les conceda permiso, con licencia del virrey, para erigir una capilla dedicada a San Antonio de Padua para lo cual piden se les done un solar que está tras la casa de la mujer de Don Manuel Muñoz, para el templo.Este terreno correspondía a lo que es hoy la manzana lindada por la calles Mendoza, 4 de Enero, Salta y Urquiza.Antes de finalizar el siglo XVIII la  capilla estuvo definitivamente terminada. En enero de 1808 el alcalde Don Agustín de Iriondo propuso establecer allí un hospital.Veinte años después, la construcción presenta problemas edilicios. Transformado en cementerio el lugar aledaño a la capilla, sirve durante gran parte del siglo pasado, como camposanto de los santafesinos.En 1905 el Obispado vende al Consejo General de Educación el terreno con la capilla, donde se inaugura, en 1907, el Colegio Nacional Simón de Iriondo.Al parecer, los primeros años, el viejo camposanto de San Antonio fue destinado para el entierro de niños solamente, de allí su nombre de cementerio de los angelitos”. Posteriormente se hizo de uso general.A causa de una gran epidemia de cólera morbus, producida en la ciudad de Santa Fe durante 1866; y por resultar insuficiente el cementerio de San Antonio, el gobernador Oroño ordena la construcción de un nuevo camposanto público, el cual se instala en un terreno contiguo a la iglesia de Guadalupe, hoy Plaza del Folklore, sobre Javier de la Rosa y Piedras.

CEMENTERIO MUNICIPAL DE BARRANQUITAS

Estos eran en la década de 1890, los cementerios que existían en Santa Fe: el San Antonio creado desde la época del Brigadier López (1820) donde está hoy el Colegio Simón de Iriondo; el de Guadalupe, creado  por el gobernador Nicasio Oroño en 1866, actual Plaza del Folcklore, cerrado en 1905; y podríamos agregar uno más que se ubicaba en el hoy Parque Garay, desde 1878. Pero todos ellos resultaban demasiado pequeños, y se decide la habilitación de uno nuevo alejado de la zona urbana santafesina.Una Ordenanza del Concejo Deliberante en 1892 dispone de una gran franja de terrenos al noroeste de la ciudad, junto a los bañados del río Salado, para la construcción del nuevo cementerio.En 1895 se realizaron algunas modificaciones a los planos originales. El portal de entrada que se encuentra en la actualidad, fue construido en 1905 durante la intendencia de Manuel Irigoyen, quien había asumido tras 4 años de exitosa gestión de Sixto Sandaza.Al predio original de Blas Parera al 5400 se le incorporaron nuevos terrenos para ampliaciones en distintas etapas y en la planta se definieron áreas para cementerios particulares de algunas colectividades, como el Británico, el Israelita Latino y, al norte, el Israelita, totalmente separado.